domingo, 14 de abril de 2013

ANTONIO ALCARAZ.




El Dr. Antonio Alcaraz Asensio recibió su título de Medicina en 1983 y realizó su tesis doctoral en 1987, en ambos casos en la Universidad de Barcelona. En 1988, obtuvo la especialidad de Urología tras 5 años de residencia en el departamento de Urología del Hospital Clínic de Barcelona. 

Becario de Investigación durante 1 año y, posteriormente, un segundo periodo como Research Fellow de 18 meses (1993-1994) en la Clínica Mayo de Rochester, Minnessota. Adjunto del Departamento de Urología del Hospital Clínic hasta 2001. Ha sido jefe de la Unidad Quirúrgica de Trasplante Renal y Jefe Clínico del Servicio de Urología de la Fundació Puigvert.

Hijo de la emigración, era consciente del sacrificio económico de sus padres para que él estudiase. Hoy es una eminencia mundial, un guerrero de los quirófanos. Y defiende el sistema público de salud. Ha operado a más de 12.000 personas y ha puesto al Clínic en vanguardia mundial de la investigación y la cirugía urológica, que está revolucionando. Sostiene que gestionar el dinero con sensatez y austeridad puede preservar nuestra sanidad pública.

Desde Febrero de 2005, es jefe del Servicio de Urología del Hospital Clínic de Barcelona. En la actualidad, es Profesor Agregado de Urología de la Universidad de Barcelona. Ha sido coordinador Nacional del Grupo de Trasplante de la Asociación Española de Urología (2004-2008) y, actualmente, Secretario General de la Asociación Española de Urología.

Las principales áreas de investigación del Dr. Alcaraz son la uro-oncología, la cirugía laparoscópica y la cirugía del trasplante. Ha escrito más de 90 publicaciones internacionales y 51 nacionales. Invitado en numerosas conferencias en foros nacionales e internacionales. Ha recibido varias becas de investigación del gobierno español.

Es miembro del Board de la Escuela Europea de Urología (ESU), de la Asociación Americana de Urología, forma parte del Board del Comité Editorial del European Urology, la revista de urología con mayor impacto, profesor de la Escuela Europea de Cirugía y miembro del Comité Científico de la Asociación Europea de Urología.

Es todo eso y mucho más, porque a la evidente excelencia profesional se une su extraordinaria valía personal, su sencillez y humildad.

Por si fuera poco, es castrileño de pura cepa,  está muy orgulloso de serlo y siempre lo ha llevado a gala, que yo sepa.

No hay otro pueblo que presumir pueda de tener como Hijos Adoptivos de Castril a José Saramago y a Miguel Poveda, lista de personalidades a la que además se agrega Antonio Alcaraz con el título de Hijo Predilecto que ostenta y lleva.

Al hablar del Antonio Alcaraz no soy, ni nunca seré, objetivo, porque antes que eminente doctor, es familiar y amigo.

Me une a él una larga amistad que se pierde en el tiempo, pues desde niños, desde que tengo conocimiento, nuestras familias han compartido y están unidas por fuertes lazos de afecto y sentimiento.



Pero no se trata de mí o de mis sentimientos mundanos, se trata de que sepamos, valoremos y entendamos que en Castril debemos estar orgullosos, contentos y ufanos de contar con tan insignes paisanos, ya sean castrileños oriundos o adoptados de lugares más o menos lejanos.