lunes, 15 de octubre de 2012

NOBLEZA OBLIGA.



















La nobleza obliga y la razón manda resaltar, por excelente, el trabajo de la Banda.


Y lo digo yo, que, al parecer, soy el menos autorizado, por el omnipresente sambenito que me han endilgado de, en un momento dado, habérmela cargado.


Sea como fuere, hoy toca hacer balance y llegados a este trance importante, el resultado no puede ser más relevante, que, ya sea con la Banda principal o con la de los más jóvenes, es impactante.


Solo cabe desear que nada, ni nadie, la vuelva a malograr, algo que difícilmente va a pasar si sus componentes siguen unidos  y comprometidos en ese particular, como han hecho estas Fiestas de manera tan ejemplar.