domingo, 30 de septiembre de 2012

ENCRUCIJADA.



























A menudo me digo, y con ello me animo, que hay dos cosas contribuyen a avanzar para alcanzar tu destino, ir más deprisa que los otros o ir por el buen camino.


Y es que, lo poco que he aprendido y hecho, de valor podría carecer, comparado con lo que ignoro y quiero aprender o hacer.


Por eso no me faltan fuerzas o capacidad; ni me falta en realidad, lo que a algunos no tienen en la actualidad, que es la voluntad.

DE RESTAS Y SUMAS.



















Al final, cuando la gente se une por el odio las cosas salen mal, restan y se complican, por el contrario los que se asocian para el bien y en ello se aplican, no suman, se multiplican.


En política, como en otros muchos asuntos, no hay que unirse para vengar odios presuntos, sino para trabar y hacer algo juntos.


Es una verdadera pena que la vocación de este cuatripartito sea hacer de cada solución un problema.


Para este gobierno desnortado es un riesgo mal ponderado querer tener la razón de su lado cuando en realidad está demostrado que está equivocado.

NO ESTOY LOCO......



















No, cuando digo esto no estoy loco, porque nada induce al hombre a sospechar mucho como el saber poco, máxime si lo más importante para él no es ganar sino hacer perder al otro.


Por otro lado y llegados a este punto, hay quienes antes de reconocer un error presunto, piensan como cuando un medico se equivoca, que lo mejor es echarle tierra al asunto.


A otros la evidencia nos, o les, delata, cuando llamamos, o llaman, experiencia a las meteduras de pata.


Quizás, de ese modo, con su pésima gestión cuadre que el Alcalde parezca más desconcertado que Adán el día de la madre.


Al hilo de esto sentencio que cuando uno va a decir algo, ha de cuidar que sus palabras sean mejores que su silencio.


En Castril está evidenciándose que igual que la talla de las estatuas disminuye alejándose; la de este Alcalde empequeñece aproximándose.


En la actualidad cobra, si cabe, más notoriedad que la verdad es hija del tiempo y no de la autoridad.


Y es que, mal vamos hasta que el Alcalde en el error no vea que, como la mentira, es un arma que acaba siempre por dispararse contra el que la emplea.


Por eso, bienaventurados los que por experiencia sabemos que todas las batallas en la vida sirven para enseñarnos algo, si de ellas aprendemos, inclusive aquellas que perdemos.

POCO O NADA.









Casi nada o muy poco queda ya de los esfuerzos por recuperar tradiciones culturales que, además, habrían creado puestos de trabajo, con los proyectos en los que nos empleamos a fondo en su momento.

Acogiéndose a fondos de la Unión Europea, y al porcentaje destinado a iniciativas culturales de los presupuestos nacionales, en Castril se había cumplido la primera fase de recuperación de la industria del vidrio soplado, una técnica y un arte que hizo en el pasado que Castril fuera un referente y las piezas allí producidas objetos de colección y de exhibición en los más importantes museos.

Maestros de la industria del vidrio habían iniciado a un primer grupo de jóvenes en este oficio y siguieron impartiendo clases hasta culminar un segundo ciclo, lo que permitiría que se pudiera asentar en la zona una industria firme que volviera a poner en circulación vidrios elaborados a partir de las arenas del río Castril.

De la destreza de los alumnos se dio muestra hace unos años en una exhibición realizada en el patio de la Delegación del Gobierno de Andalucía. Allí, ante un nutrido grupo de personas, entre las que se encontraban destacados representantes políticos, jóvenes de Castril realizaron varias piezas de vidrio soplado y mostraron otras del que ya va siendo su colección, aunque la primera pieza salida de los hornos fue entregada a José Saramago en un gesto de gratitud por haber permitido vincular el nombre del escritor a las iniciativas culturales que pretenden modificar la fisonomía de la zona.



Junto al vidrio, bandera y posible motor económico para nuestro pueblo, también se expusieron en aquella ocasión distintas piezas de otra industria recuperada con los mismos fondos y objetivos: las tejas de barro y los ladrillos de este material, muy solicitados tiempo atrás y cuya fabricación se había perdido en la última mitad del siglo.

El tercer motor impulsado con la colaboración del Centro José Saramago y la Junta de Andalucía, era la agricultura ecológica y la canalización de estos productos hacia los comedores escolares de la zona, entre otros circuitos.

En el acto de presentación de resultados a que hago mención, que los distintos protagonistas le hicieron a Saramago en Granada, también se presentó el Festival Siete Soles Siete Lunas, que cada verano se daba cita en Castril con músicas y otras expresiones culturales de distintos países, que también se ha perdido por la falta de ayudas y el desinterés.

Pero como dije inicialmente, lamentablemente muy poco o nada queda de aquello actualmente y es una pena, evidentemente.

sábado, 29 de septiembre de 2012

DE UN CELOSO Y DE UN PRESUNTUOSO.






Es tan presuntuoso, como llamativo y curioso, pero alguien que considero sensato y juicioso, me ha dicho que lo que le pasa al Alcalde conmigo, es tan animoso y por lo que le resulto  odioso, es porque que esta celoso y, por los celos, rabioso.


Dudo que sean celos, pero podría ser, aunque, soy tan poca cosa que no los creo merecer. Pero que me odia es evidente y se puede ver.


Sea por los celos de un mal querer, por envidia o por el odio que me pueda tener, solo así se puede entender como, para hacerme padecer, abusa conmigo de su poder.  

























Resulta demoledor, pero alguien dijo, sobre este tenor, que alrededor de los celos hay más amor propio y odio que verdadero amor.


Alexis Carrel mantenía, con razón y motivos, que, al igual que el odio, los celos deberían estar prohibidos por las leyes de la vida por las que estamos regidos, porque son esencialmente destructivos.


Y es que, el que es celoso y, por los celos, odio gasta, nunca lo es por lo que ve; con lo que se imagina le basta.


Lope de Vega escribió sobre eso; Los celos son hijos del amor, mas son bastardos, confieso”.


Decía Diderot que, llegado el caso, de los celos al odio, y de estos a la barbarie o al fracaso, hay un paso.


Lógicamente, al hablar de celos,  me refiero a los que se producen habitualmente y se generan por el trabajo y los logros que alcanzó otra gente. Hablo concretamente, y presuntamente, de los celos a la gestión que hice en el Ayuntamiento cuando estaba al frente.





Pero, como digo, no sin un puntito jocoso, esta solo es la opinión de un hombre juicioso, la mía me la guardo para no ser altanero, arrogante, desdeñoso, altivo, y presuntuoso.

POR LOS CERROS DE ÚBEDA.



























Que compañerismo no siempre es amistad, es una obviedad, pero que la amistad si es compañerismo, es una realidad.

Porque hay muchos compañeros, pero, para ser sinceros, solo unos pocos son amigos verdaderos.

Si en una relación de compañerismo no hay respeto o tolerancia y te separa un abismo, sirva como ejemplo este Equipo de Gobierno mismo, no hay lugar para el optimismo, ni  puede haber condiciones para convivir sanamente con los demás con civismo y solo cabe la desconfianza y el escepticismo.

El compañerismo, la confianza y la amistad surgen, por lo general, de forma natural, cuando se respeta a los demás por igual y se valora su calidad personal.





La experiencia nos demuestra que la consideración de los demás se gana prodigando la nuestra.


Si se quiere y uno no es insociable o huraño, en esta vida todo tiene apaño, pues es muy sano y no hace daño saber poner la venda, el remedio o el caliente paño, para curar hogaño el dolor de antaño o convertir un insalvable muro en un accesible peldaño.





Un tal Bini llegó a afirmar que la sabiduría humana consiste en tolerar.


Por eso es relevante que nuestro Alcalde sea tan tolerante, sobre todo si la tolerancia resultante consiste en tolerar la maldad hacia el disidente, oponente o contrincante.

























Paulo Coelho suele decir con asiduidad que acumular amor significa suerte y que acumular odio significa calamidad.


Porque el amor y el odio no son ciegos como dicen, sino que están cegados por el fuego que llevan dentro o por el que desde fuera aticen.

Heumer decía con mucho arte que el amor tiene en el odio un poderoso aliado que la hermandad comparte. Por eso conviene no ofender al primero, porque el otro puede matarte.


Leí recientemente que el desprecio de la gente es un sentimiento del que pocos, muy pocos mortales, escapan verdaderamente; pero que, desgraciadamente, el odio es mucho más frecuente.




Para terminar, sobre lo escrito me tengo que centrar, así que para poderme aclarar, hoy cité el compañerismo, para empezar, también hablé de amistad, escribí de tolerancia y de la importancia de tolerar, mencioné la maldad y diserté sobre el odio, para acabar.




A LA DERIVA.


























Y hablando de oposición constructiva y poniéndola en práctica de forma efectiva, más que nunca es necesaria una salida o solución definitiva para un Ayuntamiento que es como un barco a la deriva.


Con todo lo que ha ocurrido, tal y como las cosas han ido, hará falta mucho tiempo para arreglar esto, porque es mucho lo que se ha perdido. Pero de que con otro gobierno local elegido hay solución estoy convencido.


Más que nunca hace falta un Alcalde que se mueva y mucho, algo que no parece que suceda ahora  por lo que veo y escucho.   


Porque últimamente, igual que inicialmente, el Alcalde presente, parece ocupado solo y exclusivamente en atacarme despiadadamente o, para decirlo lisa y llanamente, dedicado concienzudamente a destruir a su oponente en vez de trabajar por el pueblo y su gente, seria, eficaz y correctamente.


Porque aunque decir esto resulte incómodo, las cosas se pueden hacer bastante mejor, de otro modo o diferentes del todo.

Centro Andaluz Del Vidrio


Centro Andaluz del Vidrio en Castril.wmv


LO QUE PERDEMOS.


LAMENTO.













Mi amigo Raúl me ha dicho que el Alcalde se queja de que le ataco mucho, pero nada dice Miguel en su lastimero arrechucho de que, en cuestión de atacarme a mí, él también está muy versado y ducho.


Por más que en este blog critique su nefasta gestión y aunque me pase en alguna ocasión, tengo la impresión de que lo que él está haciendo conmigo, sin otro motivo o razón que el odio y la animadversión, no tiene comparación. Esa es, al menos, mi opinión.


No obstante es reseñable que, de un tiempo a esta parte, me he propuesto ser menos duro y estoy siendo más comedido a la hora de criticar al Alcalde.

Y es que, si todos no queremos ser iguales, hay que tener cuidado, sobre todo, con cuestiones esenciales como son los temas o alusiones personales.  

Aunque, siendo sincero, reconozco que más de una vez me he pasado y se me ha visto el plumero. Y eso es algo que, si puedo, repetir no quiero.

De todo se aprende en esta vida y hasta de los errores hay que extraer una lección positiva, porque Castril merece una oposición combativa, pero constructiva, no ramplona, faltona y destructiva. 

viernes, 28 de septiembre de 2012

MAL VAMOS SI NO CAMBIAMOS.




















Ahora que este Alcalde y su Equipo de Gobierno parecen empeñados en mostrar lo peor de nuestro pueblo, publicitando, por ejemplo, que el agua que bebemos da cáncer, aireándolo en todos los medios de comunicación de Andalucía y haciendo un flaco favor a la imagen de Castril. Recuerdo que hace unos años, el Legado Andalusí realizó una serie de actividades en las que nuestro pueblo participó con un notable éxito, ocurrió en uno de los fines de semana dedicados a diferentes localidades y se llevó a cabo en su espacio expositivo ubicado en el Parque de las Ciencias de Granada.

Castril mostró  lo mejor del municipio ese fin de semana en el Pabellón de al-Andalus y la Ciencia con diversas actividades que sirvieron para inaugurar una serie de fines de semana dedicados a la promoción de los municipios que conforman las Rutas de “El Legado Andalusí”.





Las actividades de aquel fin de semana, entre las que se contó con la proyección de cortometrajes, un taller de fusión de vidrio, una exhibición de vidrio soplado y una exposición de vidrio de Castril, acogieron también diversos stands informativos sobre el municipio y la comarca de Huéscar, que contribuyeron a la promoción turística de Castril.


Del programa de actividades destacó la  proyección de la película  “LA FLOR MÁS GRANDE DEL MUNDO”, cortometraje de animación basado en un cuento de José Saramago. Así mismo, fue muy exitoso el TALLER DE FUSION DE VIDRIO, coordinado por David Mola y en el que participaron las trabajadoras y trabajadores del Centro del Vidrio del Centro José Saramago.

La EXHIBICIÓN DE VIDRIO SOPLADO, coordinada por Gabi Ignasi, en la que participaron las alumnas del centro de vidrio del Centro José Saramago, se completó con la EXPOSICION DE VIDRIO DE CASTRIL.

LA ASOCIACION BIOCASTRIL PARTICIPÓ CON UN STAND INFORMATIVO CON PANELES SOBRE AGROECOLOGIA Y EDUCACION AMBIENTAL, ADEMÁS DE LA  EXPOSICION DE PRODUCTOS ECOLOGICOS Y EL DESARROLLO DE TALLERES DE EDUCACION AMBIENTAL.

EL AYUNTAMIENTO DE CASTRIL PRESENTÓ UN STAND DE PROMOCION TURISTICA DEL MUNICIPIO DE CASTRIL, CON PROYECCIÓN DE FOTOGRAFIAS ANTIGUAS DE CASTRIL, PROYECCIÓN DEL VIDEO SOBRE LA COMARCA DE HUESCAR Y PROYECCIÓN DE UN VIDEO SOBRE EL PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DE CASTRIL.

LA FUNDACION GYPAETUS LO HIZO CON UN STAND INFORMATIVO SOBRE EL PROGRAMA DE REINTRODUCCION DEL QUEBRANTAHUESOS EN CASTRIL Y CON EL TALLER “RECORTA A TU QUEBRANTA”, ADEMÁS DE CON EL TALLER DE PINTURA FACIAL “EL OJO DEL QUEBRANTAHUESOS”.


Esto viene a colación de que, en mi opinión, mal vamos si nos dedicamos, como el Ayuntamiento haría, a ofrecer un mal perfil de nuestro pueblo por cualquier tontería, cuando lo acertado sería dedicarse con inteligencia, imaginación y valentía, a mejorar la buena imagen que, hasta hace poco, Castril tenía.

LO QUE PASA EN CASTRIL.




CASTRIL SE APAGA UN POCO MÁS CON EL CIERRE DEL HORNO DEL VIDRIO.






La actividad vidriera de Castril vuelve a perderse lamentablemente y el Taller del Centro Andaluz del Vidrio cierra sus puertas definitivamente.

La falta de apoyo municipal ha dado al traste con la recuperada actividad vidriera castrileña.

El horno de soplado de vidrio de los famosísimos vidrios castrileños se apaga por la dejadez y el abandono del nuevo Equipo de Gobierno Municipal de Castril, compuesto por Izquierda Unida, el Partido Popular y dos Grupos Independientes.  




La recuperación de una de las actividades artísticas  más  importante de Castril en toda su historia fue posible gracias al apoyo del Centro José Saramago, de la Junta de Andalucía y del anterior gobierno del Ayuntamiento castrileño, pero su continuidad no ha sido posible ante la falta de apoyo real y el reiterado incumplimiento de los compromisos adquiridos por el actual Alcalde y del gobierno cuatripartito.

 El Centro José Saramago  recuperó el antiguo arte del vidrio, oficio que se instauró en estas tierras en torno a 1504 y que se perdió por primera vez a finales del siglo XIX.

Don Hernando de Zafra, señor de Castril tras la reconquista, fundó una vidriera en el Castril de 1504, aprovechando los recursos naturales de que disponía, constituyéndose en un próspero negocio hasta su cierre en 1878.








Los productos que se elaboraban eran fundamentalmente de uso industrial, como frascos, botellas y garrafas; pero también se fabricaban otros objetos destinados a adornar y decorar las casas como la “jarra castrileña”.

Las técnicas de fabricación más empleadas eran el soplado y el moldeado, y en cuanto al color, el vidrio de Castril tenía una gama de verdes que variaba desde el verde oliva oscuro al claro ahumado o ligeramente amarillento.

Una vez recuperado este oficio, hasta ahora se podían adquirir piezas de vidrio en Castril generadas por distintas técnicas, la de soplado, que es la que antiguamente se empleó, la de soplete, para obtener cuentas de vidrio de uso en joyería, y las de fusión, con la que se obtienen multitud de elementos decorativos.

Esta tradición y negocio de la vidriera cesó su actividad en 1878 y se reinició hace unos años gracias al Centro José Saramago, que creó en Castril el Centro Andaluz del Vidrio, recogiendo la inquietud cultural de recuperar la industria vidriera de Castril mediante la creación del único centro de vidrio artístico de Andalucía.

Para ello se  puso  en marcha un proyecto que pretendía la divulgación de la cultura y el arte del vidrio a través de la enseñanza, tanto técnica como artística.

Este proyecto se concretó en la creación de un lugar dónde poder acercarse de una forma directa al vidrio, donde el visitante no sólo encuentre un taller de vidrio soplado, sino un espacio de arte abierto.





En un principio contó con el apoyo de la Junta de Andalucía a través de varias iniciativas de fomento del empleo, así, en su inicio, el taller lo conformaban siete alumnos y dos profesores, que  usaban distintas formas para trabajar el vidrio, la más importante y por la que todo este proyecto fue concebido, era la Técnica de Vidrio Soplado, que es la que antiguamente se empleó. También han estado presentes en el taller la Técnica de Soplete, que se emplea para realizar cuentas de vidrio para un posterior uso en joyería, y también se ha utilizado la Técnica de Fusing que consiste en fundir vidrios planos en hornos, obteniendo vistosas fuentes, platos, ceniceros y otros elementos decorativos.

El su última etapa, cuatro de las alumnas más aventajadas de las distintas iniciativas  formativas se habían constituido en una asociación y mantenían la actividad, primero con el apoyo del Ayuntamiento en la anterior legislatura y en el último año, sin ningún apoyo municipal.


Precisamente la falta de ese apoyo ha acabado con la iniciativa, pues sin esa ayuda es imposible mantener una actividad que, por otro lado, era y es una de las mejores cartas de presentación del municipio y un verdadero revulsivo para el turismo.


http://blogfjsesp.wordpress.com/2009/01/09/la-recuperacion-del-vidrio-de-castril/

http://www.minube.com/rincon/centro-andaluz-del-vidrio-a220401