sábado, 30 de julio de 2011

REPOMPEAO



José Alberto, mi amigo de Cádiz, el mejor amigo que tengo, me ha llamado esta tarde,  como hace a diario, para darme el aliento y afecto, que solamente un buen amigo es capaz de dar, generoso,  sin pedir nada a cambio, ni premio, regalo u obsequio, que recibir. Ojalá fuera posible clonar y terner a docenas los buenos amigos, los que son reales y fieles, los que ofertan un afecto sincero sin más, como me ocurre a mí, por fortuna, con  mi gaditano y salado amigo José Alberto.
Me dice, con la gracia de siempre, al contarle que me encuentro tumbado, a todo lo largo que doy, en un cómodo y mullido tresillo, que estoy como vaca sin cencerro y consumo mi tiempo  repompeao  y prisionero de mi naranja, cómodo  y moderno sillón.     

RETRATO


     Este cuadro que miro, es una obra del pintor jienense, Santiago Ydáñez, que es uno de mis artistas favoritos.
     Le conozco   en persona (es un lujo),conozco valoro bastante su obra y carrera.
     He colgado esta foto que me ilustra lo que escribo justo debajo.
     Es la imagen desfigurada y borrosa de un hombre deforme y oscuro.
     Ese es el retrato que algunos dibujan e inventan o  pintan con odio de mí.


Hoy he pecado, lo siento y confieso, y he roto el autocompromiso adquirido de no entrar nunca en el blog del Río Castril, pero me llamó la atención una alerta de google, en la que leía algo así como que yo me creo "el amo y señor del Cantón", será motivado, me temo, por titular  con tal nombre mi diario escrito en este humilde  blog.
No, no me creo el amo de nada, mucho menos del redondo Cantón, aunque si puedo decir con orgullo que debo de ser la única persona que nació debajo de esta mítica plaza, la cocina de mi casa (la de mis padres quiero decir), que antes fuera dormitorio, está debajo mismo del citado Cantón y allí hace un puñado de años, mira por donde, vine a nacer yo. Utilizo ese nombre sin ánimo de considerar como mío o "ser amo" de algo que no lo es, ni será, mucho menos de este Cantón que es de todos. No creo que haya niño, niña, hombre o mujer, que no haya pasado buenos y gratos momentos en este coqueto rincón de Castril.
En fin, que es un comentario sin fundamento y que busca sacar punta de lo que carece de ella. El caso, por eso me refiero a mi nuevo pecado, que es alarmante la cantidad de barbaridades que se escriben seguidas y  al hilo de este comentario. Una grotesca barbaridad. Ya lo dije otras veces, qué fácil es atacar en la sombra y dibujar un personaje ficticio en el que yo no me veo reflejado. Lo digo muy convencido y consciente, no es justo ni merecido ese torrente de insultos y ataques que el anonimato permite sin coste. Solo he leído unos cuantos, no he sido capaz de leer muchos más. Demasiado odio y rencor acumulados. Por un momento he pensado si merece la pena escribir este blog, que sin pretenderlo, me coloca otra vez, por desgracia, en la diana y  el centro al que dirigir la mala baba y la inquina que mi persona despierta. Eso parece si doy cuenta, de la multitud de personas que dejan, sin nombre, el veneno de la rabia y de un odio feroz. Sería un necio si no valorara el grado de este rencor, que duele, no hay por qué ocultarlo, aunque al decir esto de alas a quienes escriben con tan mala leche y tanto desprecio atroz. Cada día me siento más lejos del sueño que un día soñé. Soñé un Castril diferente, con vecinos mejores y menos rencor.El paso de tiempo me dará muestra de si  he ganado y merezco de veras este grado de odio, desprecio e insano rencor. Por lo pronto ya véis que sigo escribiendo, por ahora no lo voy a dejar. No pretendo hacer daño, siento pudor a sacar al descubierto, pensamientos, ideas o sueños, que quizás deberían ser solo míos y guardados en mi cabeza o mi corazón. Díos dirá lo que venga mañana o lo que esté por llegar. Yo escribo sincero y no espero, ni pido, ser entendido o querido mejor. Es mi verdad, no lo niego, es la certeza con la que yo la viví y la expreso. Si no gusta, lo siento, no tiene el fin o  la meta que la de gustarme a mí.  

viernes, 29 de julio de 2011

PACTO POR PASTA



No se si será fruto de la casualidad, el carma o el más puro azar, pero mira por dónde habrá Pleno el mismo día y a pocas horas de la inauguración de mi exposición en Véjer de la Frontera, entenderéis que esté obligado a asistir a la inauguración de mi exposición, antes que al Pleno, estaba comprometida y cerrada desde hace más tiempo y parece feo que el artista no esté aunque sea importante el contenido del Pleno y el objetivo que persigue. Llega el momento de los sueldos, cinco en total y de 1200 euros cada uno, en  catorce pagas y en neto, es decir que en bruto, que es como me hacían las cuentas a mí, será mucho más. Parece algo excesivo y queda por ver el sueldo que se ponga el Alcalde, que por ahora no cobrará. Creo que la noticia de mi ausencia tranquilizará y dará respiro al sexteto, ellos que se llenaron la boca con críticas a mi sueldo y a mis gastos en viajes y dietas. Yo siempre he mantenido que este era un gobierno fruto de un acuerdo económico y me da la razón la evidencia de que hasta que no ha habido sueldo para todos, ninguno de ellos ha cobrado, han habido, me han dicho cotillas, espantadas y malas caras, hoy todo es alegría por fin. No todo será malo, quizás (sería deseable) habrá también ganas de trabajar y merecer lo que se vaya a ganar. Por eso no seré yo sólo el que juzgue este estipendio, aunque esté convencido de que es insostenible e impensable para un Ayuntamiento tan pequeño,  será el pueblo el que los juzgue, premie o castigue el asunto en que esta tarde gasto mi tiempo. Opinaréis, como yo, que estos detalles monetarios tienen poco que ver con lo que comprometieron ante el pueblo en mítines o programas electorales y el contrasentido que supone que lo que se criticó hasta el cansancio, las cantidades astronómicas que supuestamente cobraba yo, quedan muy lejos de los gastos reales que van a suponer estos sueldos. Serán necesarias muchas explicaciones y está por ver con qué ráfaga de "mierda" ocultarán el mal tufo que tiene todo este asunto. Hay, público y notorio, un informe de Secretaría que avisa al Alcalde y a sus Concejales de que es imposible sufragar estos sueldos, que el presupuesto en vigor sólo tiene unos 9000 euros para gastos de altos cargos en los próximos seis meses, esa cantidad se gastará el primer mes y después no sabemos que triquiñuela habrá buscado el letrado o los mil asesores que el Alcalde parece tener, para dotar de un dinero que no existe una partida agotada.
Será el calor que me aturde, será la hora en que escribo, será mi experiencia pasada, pero aunque no esté conforme con estos sueldos, no haré una guerra de ello. Es cierta una cosa que dice el Alcalde, el tiempo que se dedica al trabajo en el Ayuntamiento hay que pagarlo, de todos modos nadie lo reconoce o agradece después. Sólo hay una justa medida que, a mi humilde juicio, se ha desbordado esta vez. 
Viendo la actividad de estos días, el trasiego de concejales ardilosos y atentos, que suben y bajan o bajan y suben, las ganas que muestran en su nuevo empleo, habrá que darles un margen para ver si se ganan el sueldo. 
 Los Concejales de mi grupo no estamos a favor de este acuerdo, no votaremos que sí. Aunque eso no impide que opine que, puesto que tenemos lo que muchos quisieron y todos respetamos, hemos también de aceptar que este era un pacto por pasta y a nadie le debiera asustar o extrañar. Está por ver el encaje de M.O. (prometí que no escribiría de él), no censuro que encuentre el premio con un trabajo que le permita vivir, yo ya estoy resignado a que malgaste y consuma su tiempo en amasar estiércol y fango que lanzar y esparcir sobre de mí.        

REGADÍOS

En una de la reuniomes con los responsables de la Agencia Andaluza del Agua.


Voy a dedicar un momento ha comentar un asunto importante y complejo. Me refiero al tema de los nuevos regadíos y lo que supondrán para Castril si somos capaces de separar el grano de la paja y valorar de una manera justa y rigurosa lo hecho y lo que todavía queda por hacer. Me dice Agustín, con cierta preocupación, que arrecian los comentarios y bulos que tratan de manchar y sembrar dudas entre los agricultores que forman parte de esta comunidad. Hace falta ser necios e hipócritas para lanzar piedras sobre ese tejado y hacer mociones de pleno para apoyar de boquilla lo que en privado se intenta hundir. El proyecto de los nuevos regadíos no es un proyecto mío, aunque haya trabajado al lado de Agustín como si así fuera. Es un proyecto puesto en pié por los agricultores y supondrá un futuro tan positivo e importante que no apoyarlo es, sencillamente, de locos. En todo este tiempo hemos tenido que asistir a como había un torpedo o una zancadilla a cada paso, el más beligerante y activo de todos un tal Alejandro Ramos, un buen amigo de Antonio Ortiz, al que no imagino lejos de todos estos desvaríos. Jamás en la historia de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir ha existido un expediente con tantas alegaciones y denuncias en contra, como el que afecta a los regadíos de Castril. Desde Ecologistas en Acción, ASPEC (que son los de la pesca sin muerte, para no matar, la verdad, es que casi han matado ya buena parte de la vida del río) a otras asociaciones como FERAGUA, todos y cada uno de ellos han empleado una gran energía y recursos en que los regadíos, tantas veces anunciados, no hayan llegado todavía y sigan complicados en la maraña de alegaciones, denuncias y, porqué no decirlo, en la torpeza y desgana de los responsables políticos que han participado en el tema. Me dice Agustín que crecen los rumores que insisten en minimizar lo realizado y en asegurar que como Alcalde, yo no he hecho nada y si bien es cierto que todavía no hay una resolución favorable, nadie podrá decir, sin faltar a la verdad, que no me he dejado la piel y, en mi opinión, hasta el prestigio y la credibilidad en el empeño. Es criticable, eso sí, los pobres resultados ante tanto esfuerzo y ante la ingente confianza puesta en mi. Me siento muy orgulloso, con toda seguridad ha sido mi principal objetivo, de haber participado en este sueño, de haber estado al lado de Agustín García Martínez y de los comuneros de una Comunidad de Regantes que, pese a quien pese, es uno de los mejores y más positivos ejemplos en los que mirarse y de los que aprender. De gente humilde y con ganas de trabajar para lograr un futuro mejor y hacerlo de la mejor manera posible, unidos y haciendo un frente común. Vuelvo a echar mano del juicio del tiempo y si la gente tuviera acceso y conocimiento fundado sobre los hecho y el trabajo realizado, si se valorara en empeño y la fe, el esfuerzo y las legítimas aspiraciones de nuestros agricultores, todo el mundo sería conciente y contrario a las injustas zancadillas que han sufrido y padecido a lo largo de estos años. Me duele, aunque sea cierto, que muchos achaquen esta actitud beligerante y contraria de grupos supuestamente ecologistas, a una batalla centrada en contra de mi persona y que, de ese modo, soy yo responsable de las trabas que ha soportado el proyecto. Esa es una carga muy pesada y me duele pensar que esté sustentada en la realidad. Me parece de insensatos o idiotas hundir semejante proyecto por hundirme políticamente a mí.
Hay en toda esta historia un personaje central que merece una referencia especial, me refiero, me lo habréis oído en otras ocasiones, a Agustín “Chicolete”, a su lado he estado estos años e, insisto, con él me he dejado la piel. El sí merece del pueblo y la gente, que seamos justos y sepamos  valorar que lo hecho hasta ahora, el modo utilizado para hacerlo y la capacidad de trabajo y sufrimiento que carga a su espalada, le hacen merecedor del respeto que tanto nos cuesta aplicar. Podría decir que hemos sido victimas de la mala suerte, con los vaivenes de la Agencia del Agua y la CGH, sentencias, decretos, competencias y mucha, mucha, muchísima burocracia inútil y eterna que otros han aprovechado, buscando huecos y vueltas, para que hoy sigamos esperando lo que injustamente tenemos que esperar.
No se cual será el final de la historia, yo sigo ayudando en la sombra y sin pausa, espero que el nuevo Alcalde, que oyó de la boca de los responsables de la CHG y de la misma junta directiva y socios principales de la Comunidad de Regantes, la valoración que hacían de mi labor. Espero de él, que sea conciente de la transcendencia del asunto y de la vital importancia que supone obtener finalmente la necesaria concesión del agua para regar.
Si hablamos de engaños y buscamos culpables de los autores de esas supuestas mentiras, he de decir convencido y sincero, que de haber engañados, de ellos fui uno y que jamás actué o hice gestiones de las que no estuviera al tanto y conforme el Presidente y la Junta Directiva de la referida Comunidad. No podemos evitar comentarios, no podemos impedir que propaguen infundíos o bulos. Podemos y sería necesario, hablar solamente, cuando  se tengan argumentos, verdad y razones.


miércoles, 27 de julio de 2011

VACACIONES



En Aquizaz, en la zona de Fortaleza, al norte de Brasil,

Nadie me creerá si afirmo, convencido y seguro, que esta nueva etapa que vivo es mucho mejor de lo que esperaba. Es indudable que no es fácil despegarse de los hábitos adquiridos en tantos años de Alcalde. Tuve miedo, vértigo mejor dicho, al nuevo horizonte que se me abrió al salir del puesto. Cuando  me acostaba los primeros días de mi estancia en Cádiz no conciliaba el sueño, no porque estuviera intranquilo o pesaroso por los perdido, más bien, porque no estaba ya acostumbrado a acostarme sin algún quebradero de cabeza, obligación o compromiso. De pronto no había llamadas de teléfono constantes y a deshoras, no había quejas del agua cortada, de la luz que no alumbra o de miles de cosas. No se si fueron las píldoras de valeriana o las gotas de Flores de Bach, que con tanto mimo y afecto me había preparado mi amiga del alma, Anabel.   

Un inciso;
Anabel y yo somos grandes amigos, mantenemos una fuerte y lozana amistad, desde que ella era una niña y yo un jovencito chaval.  Ella es ahora más joven y guapa, (no se dice la edad), yo más mayor y caduco y sobrado de malafollá. Ella cargada de hijos y yo solterón y sin prole. Son muchos años de afecto y otros que están por llegar,  no creo que nunca  haya un motivo que enturbie los recuerdos y sueños nacidos de tan generosa y larga amistad.
   
De vuelta a las flores de bach, la valeriana y la tila, os decía, que el nuevo panorama que se me presenta no está falto de miedos e incertidumbres varias. Para mí no es fácil tomar decisiones a largo plazo, temor a errar y quedarme en la cuneta, no tengo tiempo que perder y estos nueve años, de los que nunca me quejo, han tenido un fallo mal calculado y es que ser Alcalde no es un eterno trabajo y te obliga a dejar de lado tu vida para encargarte de la de muchos. Yo reconozco que no fui previsor, eso sólo lo se yo y lo dejo aquí escrito de esta manera sutil, para quien entienda el sentido y razón de mis palabras. Tuve miedo al principio, antes los he dicho, ahora miro distinto aquello que está por llegar.
Me costó abandonar la presión del dichoso teléfono y mi manía de no desconectar nunca, ahora nadie me llama, al menos no mucha gente lo hace. Tengo un nuevo terminal más barato, no he podido guardar mi antiguo número de teléfono, a pesar de haberlo pedido y arreglado para conservarlo. Me dijeron que mi teléfono era como una escopeta montada, por la cantidad de contactos y datos que todavía podía utilizar. Conservo el listín, los amigos y los contactos, pero no he conservado aquel número, no han permitido que lo conserve, para joderme un poquito habrá sido. No hay solución y ya me da igual.
No soporto las vacaciones, que el Señor me perdone, no me puedo estar quieto y disfrutar, como todos, de estar ocioso y sin nadie que te presione. La foto es de un viaje curioso que hice a Brasil hace un tiempo, no a una playa, aunque así lo parezca,  fui a conocer la experiencia de una asociación cultural que trabaja con la cultura en poblaciones marginales del norte de Brasil, en la ciudad de Fortaleza (destino de turismo sexual en la zona). Fue una experiencia muy dura, es una zona peligrosa y sin ley. Aunque me traje mejores recuerdos y mayor experiencia en hacer muchas cosas con más imaginación que dinero. No fue, lo digo para que no haya error, un viajes a cargo de las arcas del Ayuntamiento, ni tampoco del Centro Saramago, eran viajes organizados y pagados por los responsables del festival Sete Sois sete Lúas y estaban destinados a desarrollar y colaborar en programas de cooperación internacional, que es algo que me interesa y que me ha supuesto una de las mejores de mi vida. Que conste que no me considero un ejemplo de nada, ni digo esto para engordar o lucir más el ego. No sabéis, ni llegaréis a saber, la cantidad de temas, iniciativas y actuaciones en las que he llegado a participar. Era un sueño, lo tengo muy claro y lo admito, pero era hermoso y  recompensa de otras cosas que fueron peor.
Tapeira das Artes se llamaba la ONG, trabaja con niños y jóvenes y les acerca a la música, el teatro y el arte. Sencillamente impresionante y aleccionador.  

    

       

BISBAL

Que bien sienta ser tratado con respeto y cordialidad. Es edificante y hace mirar las cosas de otro modo. Las pequeños detalles pesan tanto como los grandes sucesos. Pensaréis que es una solemne tontería, pero hoy necesité recuperar unos cuadros, guardados en el antiguo teatro municipal y vino Andrés Bisbal, (no David, que ese está de gira veraniega) me abrió la puerta y me ha atendido de forma correcta y cordial. Ya  se que no es nada excepcional, ni merecemos una medalla por guardar las formas más esenciales, pero dejar atrás los malos rollos, las palabras feas y los gestos desafortunados, al menos para mí, es de agradecer y ratifica el refrán que asegura que "no hay mal que cien años dure!" y no me refiero al Cuatripartito, me refiero a los malos rollos fruto del juego de la política mal entendida, metámonos todos en ese saco y que se salve el que pueda. 

martes, 26 de julio de 2011

MARTINA


Martina tiene un ángel por dentro que admira, asombra y divierte,
es Garrancha, que conste, igualita a su abuelo, su padre y su gente.

Me llama tito orgullosa, aunque no corra en mis venas su sangre.
No me deja que escriba de ella, ni es fan de mis versos sin arte. 
Es coqueta, moderna y resuelta, eso lo heredó de la madre. 
Me llama disppuesta y me cuenta aglún chisme o ocurrencia del padre . 

Perplejo me tiene este vicio
de escribir como un poeta ramplón. 
No encuentro el tono preciso,
para evitar la torpeza 
y borrar con presteza,
la certeza de tan craso error. 

¿Se habrá reencarnado en mí  Garcilaso?
No parece seguro el milagro, si  los poemas repaso,
no hay arte, ni chispa, ni brillo, ni rima,  ni ritmo o color.


No tomo en cuenta tu aviso de que no escriba nunca de tí.

De ti se podría decir tanto! 
habría tanto que referir!
que otro blog sería necesario,
con mil de cosas  de tu diario,
que contar, relatar y escribir.

Yo me felicito y disfruto
de una Garrancha de raza,
Martina se llama la moza,
me quiere, me admira y me roza.

Al corazón me refiero, lo juro, 
no me refiero a otra cosa.

  
   

lunes, 25 de julio de 2011

ESCUDO DE ARMAS



He observado  asombrado, que atrás hemos vuelto  en el tiempo, a un escudo de armas pasado, sin lustre, casposo y cateto..  
El escudo es el mismo, con distinta mirada, sólo cambia por fuera,para no cambiar nada. 

Ahora cutre, carca y sin gracia. Antes más fino, estiloso y moderno,  dotado del toque oportuno que da  aplicar con acierto el gusto y la justa elegancia.     

domingo, 24 de julio de 2011

DESPEDIDA



Se va Don Joaquín Caler, su obediencia debida al Obispo le lleva a otro nuevo destino y a una nueva labor pastoral.
Opiniones y afectos habrá variados, de su vida, personalidad y del fruto que dará la simiente que en este pueblo ha sembrado. No miente, no miento, quien diga, que ha sido, siendo persona terrena y humana, un cura  con genio y figura, consagrado a una noble tarea y al compromiso adquirido con el celo, con la Iglesia, el Papa y con Dios.
Opiniones habrá diferentes, somos libres de juzgar y opinar lo que fuere. Yo opino libre, que con sus fallos y faltas, Don Joaquín ha sido un  amigo, leal consejero, comprensivo y con fondo de buen ser humano.  
Ha sido también y termino, pesa más  bueno que malo, lo que viene a llamarse, abreviando, un buen pastor con difícil rebaño.

Yo me quedo con  la sonrisa de esta foto colgada en este concurrido rincón, es  la risa del Joaquín ingenioso, con gracia  y con dotes de buen orador.
Cantarín, genioso, espabilado y resuelto. Amo y señor de la dicha que tienen los dueños de un gran corazón.

Habrá opiniones de todas, cada cual tendrá un argumento, yo aquí escribo la mía, que sale, agradecida y sincera, de mi propia experiencia y del uso que me da la razón.

Que tengas buena suerte en la vida, de corazón te deseo, no mereces, sin duda, otro premio al esfuerzo de tan callada y constante labor. Sabremos, el tiempo obrará ese milagro, ser justos y darle valor suficiente a las cosas que con certeza merecen el reconocimiento y el premio de nuestra agradecida atención. 

NO HAY DINERO

Con el Ministro de Fomento, José Blanco, en la firma del convenio para la finaciación con 1.800.000 euros de las obras del Castillo de Castril.



¿Qué esperaban el guarda y su séquito? ¿Que hubiera dinero a mansalva? ¿Ponerse un sueldo por barba? ¿Qué cree que encontramos nosotros? ¿Cómo pensó que funciona en tiempos de crisis  la economía de un Ayuntamiento? 
Es muy sencillo, me temo, hay que buscar, gestionar y romperse los cuernos, no pensar triunfar nunca con el trabajo ajeno. Tiene gracia que presente como cosas logradas y propias, fruto de su gestión, esfuerzos que hicieron otros. Comerse borregos con vino para celebrar y apropiarse del trabajo de otro no parece adecuado para quien se considera a si mismo intachable y honrado. 
Dejando a un lado las bromas y los chascarrillos sin gracia,  abandonando ese lenguaje de poeta de medio pelo que vicia mi escritura, quiero dejar claro que la situación del Ayuntamiento, en lo que a deudas se refiere, es similar o mejor que la de la gran mayoría de los Ayuntamientos de España, por supuesto que hay muchas facturas por pagar, como siempre. Ese es el principal calentamiento de cabeza y obligación de un Alcalde y de un buen Secretario. De eso se trata, de sacar dinero de dónde sea para cumplir con el ritmo que marcan las necesidades del pueblo. Me podéis criticar lo acertado o lo fallido de mi gestión y el uso que he dado al dinero de todos, pero no podeís ocultar que mientras hemos gobernado hemos cumplido siempre con nuestras deudas y pagos, más tarde o más pronto y, sobre todo, hemos sido capaces de conseguir mucho dinero para generar empleo, moviento y riqueza y, como no, para pagar las deudas. Al Ayuntamiento no te trae nada nadie. Hay que correr muchos pasillos y despachos, vivir colgado al teléfono y tener, nadie lo dude, buenos y variados contactos. No vale enrocarse en echar la culpa al otro, eso sirve unos meses. Al final solo cuentan los resultados y el fruto de la gestión que uno hace. Yo me hice cargo de la herencia de Joaquín, que no era ni de lejos tan saneada como la que el guarda ha encontrado. Por más que se llene la boca con un recurrente "no hay dinero", el otro lo gastó todo. Creo no equivocarme al pensar que se vino abajo el telón y de golpe han descubierto que no era tanto mi sueldo, que no había tantos con nómina y que lo que sí había era "arte" para buscar, donde fuere, lo que la gente demanda.  Lo mismo ocurre en el vilipendiado Centro Saramago, nadie esconde que debe facturas, no de las que algunos hablan, no de bodas o fiestas, si de otros conceptos y debidas a gente que, evidentemente,  ha de cobrar lo pactado. No será fácil pagar si no podemos gestionar las ayudas y subvenciones, lo que "ayuda" muy poco es sembrar el proyecto con mala intención, confusión y sospechas.
Es de inocentes e incautos creer que en el Ayuntamiento hay un banco, lo que hay es que esforzarse y afrontar con valentía los retos que supone la responsabilidad de gobernar en un municipio con pocos recursos y dependiente de los que se pueda sacar a otras administraciones. Ese ha sido nuestra gran baza, esa capacidad para buscar fonfos y dineros que han servido para cambiar, al menos un poco, el progreso de nuestro pueblo. Conservar y cuidar lo bueno y cambiar, para mejoralo, aquello considerado como malo. Ese es realmente el camino más serio. En dos ocasiones he hablado con el Alcalde y le dije lo mismo, "me culparás de todo un tiempo, pero la gente no aguantará mucho ese argumento". Puede ser que yo haya vivido el fin de una etapa y que por las circunstancias que sea, por buena gestión o pura suerte, lo cierto es que en los últimos años tuvimos y estuve al frente de un movimiento de trabajo, inversiones y proyectos difíciles de repetir. Perdonad mi escasa modestia, lo creo así firmente y está a la vista de todos.

Espero que pasado el tiempo podamos reconocerlo con la óptica más serena que da el tiempo. No todo el mundo me recordará solamente por los infundios que de mí se dicen y de la supuesta e inexistente riqueza que me atribuyen en casas en paraísos lejanos y opacos. Lo siento por quien lo crea, sin otro argumento ni dato, no hay casa, apartamento, chalet, villa o riqueza escondida. Hay lo que ves y es público y contrastado. Generoso regalo, a quien pueda encontrarlo, propiedad, casa o piso de la que sea propietario. A salvo queda mi piso, nave y ruinoso cortijo, que compré con mi esfuerzo y con mis propios dineros. Difamar es gratis, cuando escondidos no damos la cara en lo hablado. Insisto y regalo a quien los encuentre, los bienes que me atribuyen y  que deben ser fruto de actos ilegales y oscuros. Me cuesta aceptar este vicio de difamar sin más pruevas que las que aportan los chismes,  por deporte o disfrute, por maldad o aburrimiento. No es justo y yo lo padezco, que se ensucie para siempre el nombre de quien no lo merece. Creo además, dejando muy atrás la necesaria modestia, que hay más aciertos que fallos. Hay compromiso, pasión y proyectos. Hay ejemplo y gestión. Hay un trabajo ya hecho.
El tiempo juzgará en su balanza, lo bueno y lo malo que he hecho.  La esperanza que tengo y deseo es que ese juicio destaque y valore lo que me ocupó muchos años de entrega y desgaste. Dicen que la política es ingrata por naturaleza y que siempre habrá quien sin razón te critique por algo, ¡vaya consuelo!. ya era consciente de eso, pero no me consuela y revela aceptar que eso justifiqua este peso. Me molesta que bienes que no poseo me inventen, que me acusen de caco y de afanar o hacer mío patrimonio dudoso y ajeno. 
Ya se acaba este escrito, con firme juramento, de no escribir más en verso, ni abusar de las comas o  los ramalazos de  viejo. 

   

sábado, 23 de julio de 2011

CUANDO QUISE SER CURA

Con 14 añitos en la aldea de Fátima (Portugal), juto a los pastorcillos. Entonces quería ser cura.

CURA ARREPENTIDO O EL EJEMPLO DE UN BUEN CURA.

Muchos quizás no lo sepáis, pero durante algunos años de niño,  pensé seriamente  ser cura y destinar mi vida a tan exigente aventura.
Mal cura sería, eso parece si mis faltas humanas juzgamos,  como cura actué algunas veces, aunque  fuera solamente un Alcalde sin consagrados poderes. Me refiero, no os asuste esta broma, que como un cura civil administré  "sacramentos" y casé  a algunos novios, por interés y papeles o por amor simplemente.
Estudié para cura dos años, en verdad viví interno dos cursos , asistí a muchas misas, ejercicios espirituales eternos y un variado rosario de cantos, maitines y rezos.
No lo lamento, nadie se engañe con esto, aunque  el seminario dejara por que era frío para lo religioso, travieso e inquieto. Guardo amigos y afectos de aquello, aunque buenos recuerdos no tenga, de madrugones,estudios, hambres, cantos y rezos. De aquella  legión numerosa de niños que quisimos ser curas, incautos, inocentes e imberbes,  Paquito Alonso, Juaquinito, Pitillos, Chinchurreta, Sedeño o mi menda, solo llegó a entregar uno su vida  a la labor de ser cura.
José Luís se llama, aunque algunos le llamen con un escueto y sentido "Padre". Todos le conocéis por sus obras y, como nada en el mundo es perfecto, nos salió un cura rojo, protestón, comprometido y siempre del lado del pobre.
Con él compartí por entonces, estudios, hambre, cuarto y deberes. La conclusión con que mi experiencia opina es que  su bondad es pareja a su considerable estatura. Él es sin duda de todos, el que eligió  con más tino el sentido y razón  de una vida.
Me equivoqué y en verdad no quise nunca ser cura, me gustaba el folclore, las vírgenes, los santos y los  altares barrocos. Ya veis que hay cosas que nunca se olvidan y marcan el destino. Y si hay para mí un lejano futuro, al final de mi vida, a nadie le extrañe que ocurra, que sólo sea sacristán cuando hubo un tiempo de niño en que quise ser cura.      

SOBREDOSIS DE ELITISMO



Me debato en un mar de dudas. ¿Habremos asistido estos años, sin saberlo, a un festival elitista? ¿Es elitista lo abierto y gratuito? Esa parece ser la inteligente y fundamentada justificación que nos dan los del cuarteto para borrar del mapa castrileño el Festival Sete Sois Sete Lúas. Pero no os preocupéis, no hay pena, en su lugar, según dicen, habrá un original y novedoso mercadillo medieval. Una idea chispeante y fresca que tiene cada pueblo que se precie o que no sea capaz de inventar otra cosa que lo distinga. Esta es la cortedad de miras a la que nos vemos abocados. Está por ver las repercusiones que tendrá en las empresas castrileñas que otros vengan a vender en un mercadillo pagado y, de paso, cual será el desembolso del Ayuntamiento para montar cachuchines y disfrazarnos con chilabas y yelmos. Será mejor que me planche la túnica que me compré en Ceuta y que Mati vaya cambiando la cafetera italiana  por una cocinilla de leña. Moriremos del éxito, no lo dudo, asistiremos al evento como estatuas de piedra o sal, sentados.
¿Y pensar, pensarán? Seguro que no mucho, porque consume demasiada energía. Está por ver si esta será la cacareada política cultural que se aleja del caprichoso elitismo, si son los que son, quienes aconsejan y conducen al flamante concejal de cultura (buena gente, nunca lo dudo), no nos queda otra cosa, amarrarnos los machos, primero, huir despavoridos, después, y finalmente sentir pena, por el futuro que nos aguarda.
Y si refiero ahora el artúclo que  he hoy he leído en IDEAL sobre  las "irregulariades" del Centro José Saramago, en palabras del nuevo Alcalde, reafirmo que, desgraciadamente, para algunos la ética es algo que se lleva prendido en la solapa, para que todos la vean pero que practicar se practica poco.
Dignidad, dicen, honestidad, proclaman, cuando no están inmersos, hasta las trancas, en la estudiada venganza y en el cobro de antiguas rentas. Este fango, que bien conocemos  de otros tiempos no muy lejanos, es con el que se untan algunos que han visto llegar finalmente la hora de su venganza.
Actuación del Festival Sete Sois sete Lúas, en la plaza del pueblo.

viernes, 22 de julio de 2011

UN NUEVO CONSEJO, NO MÁS LEÑA AL FUEGO

Atizando y metiendo candela al Horno de la Tejera, una vez restaurado por el Ayuntamiento de Castril.
 Era la primera vez, después de muchos años sin uso, que volvía a encenderse para cocer las mejores  tejas y ladrillos de barro del mundo.


CONSEJO NUEVO. CUIDADO CON EL FUEGO QUE QUEMA. 

Me han regalado un inteligente consejo nuevo.  En práctica  lo pongo al instante, no me demoro un momento. No me queda otra opción y lo acepto gustoso,  veniéndome de quien me viene  y con ánimo tan generoso . Si lo que busco en la vida es buen rollo y cariño, no me ayuda en exceso, escribir sobre algunos que no merecen mi tiempo.
No escribiré de mi primo, pensaré mejor lo que escribo y no citaré más, lo prometo,  al que se esconde en la humareda  del puro. 
Difícil meta me impongo, muy complicado lograrla. Del consejo la dueña, de mi parte merece, que en intentarlo me empeñe aunque cueste y no plazca. Que los citados me odian no es un secreto, para evitar que este odio engorde y nos dañe, no echaré al fuego lumbre, munición o más leña, ni atizaré con el lápiz  las llamas de la candela. 
Me propongo cambiar estos gestos, no quiero ser ellos, cada cual su conciencia, yo quisiera  ser libre de tan malos deseos.
Aceptando el consejo, que generosa me prestas, algo nuevo me enseñas. A mirar a otro norte y alejar de mi vida, gozoso, tan inútiles  penas. 
Por los consejos que me ofreces,gracias, gracias, gracias y  gracias mil veces.
Por tu amistad, tu ejemplo, tu norte y tu guía, gratitud, gratitud, gratitud.     

jueves, 21 de julio de 2011

DOS SOBRINOS Y UN SOLTERÓN



Me pregunto si mis sobrinos verán  en mí  al solterón cascarrabias  que a veces parezco. Esto de vivir solo, como los Sacramentos cristianos, imprime carácter y nos marca  la vida con  manías y frenos.  Soportamos regular el ímpetu y el ritmo que imponen los nuevos. Vivo en un castillo enrocado. Mi casa es un confortable bunker privado, al que sólo tienen acceso, para cuidarlo, las manos y  ardiles  de la mujer que me cuida y llena de alagos.
Pero hablaba de los sobrinos, cercanos o lejanos, de sangre, políticos o de primos hermanos. Me hacen viejo con asombrosa y no deseada prisa. Crecen y crecen, me hacen más viejo, se hacen hombres a la velocidad del rayo y, en medio de eso, cambian la voz y son inocentes victimas de algun inoportuno  gallo.
Eric, el más chico, moderno, vivo y simpático. Con enormes  gafas de sol blancas protege  estos días de ultravioletas rayos, presumido y coqueto,  su luminosa y morena cara. De su madre recibe, en mi interesada opinión, las ventajas y  belleza que el mestizaje conlleva. Un moreno envidiable y la fortaleza en sus genes que la mezcla de razas de supone.  De su padre,  simpatía,  azogue y chispa. Es traviesillo, eso creo. Dejará de ser niño a poco que me descuide, para  convertirse en hombre hermoso y fuerte. 
Jesús ya no es niño, aunque no haya perdido en el viaje la candidez y ternura que irradiaba de infante. Es un joven  alto, guapo y desgarvado, con incipiente bigote, inoportunos gallos,  dichos de viejo y dotes innatas de comediante avispado. Tiene ingenio a raudales, detesta el estudio, el ruido, la prisa o los besos. Se pierde extasiado en la pantalla de un juego y  vuela a su mundo privado con una imaginación al que son pocos los están invitados.  Adora y mima a mis padres, es zalamero y gracioso y nos sorprende a diario con sus cachazas de viejo.
Cómo serán de mayores? Como será lo que el futuro les traiga? Cual será mi presencia en su mundo y su vida? Seré, mucho me temo, un solterón amargado, destinado a estar solo y al que aplicaran mis sobrinos  el popular  y acertado dicho que sentencia, “Al viajo y al bancal, lo que se les pueda sacar”.
Ese misterio me intriga. Me toca, es ley de vida, descubrirlo  expectante con el transcurrir de los días.  
A todo esto no he tomado en la cuenta, confiado en exceso, si llegaré a ser viejo y si podré disfrutar muchos años, vivo y consciente,  lo que hoy he escrito  e imaginado.
Que quiero ciegamente a mis sobrinos, nadie lo dude. Ellos lo saben. Aunque sea arisco, huraño y distante.
Ya lo dice la sabiduría popular, “a quien Dios no da hijos, sobrinos le da el diablo”.

BIG BROTHER CASTRIL


Me dicen que han instalado, como en Guadalix de la Sierra, un Gran Hermano en Castril. Desde el despacho mil ojos vigilan cuanto en el Ayuntamiento se mueve. Los sensores  disparan la alarma si me asomo a la puerta, si me acerco a un despacho o si mi nombre citaran. 
¿Será la de Cebas la Milá del programa?
Desconozco el motivo de esta vigilancia  extrema. No se fían de su sombra. Esto es la pera.  

CELE

Además de recibir el nombre de una clásica novela, Celestina, o la Cele, que así la conocemos todos, bien podría ser el curioso y entrañable protagonista de una novela castrileña. Lo entenderíais si conocieseis las vicisitudes de su vida y lo mucho que ha tenido que luchar para disfrutar del bienestar actual. Desde luego, puedo dar fe de que nadie le ha regalado nada en la vida y de que por el contrario, ha tenido que hincar mucho el lomo para llegar a un cómodo destino. Cele es una de esas amigas que me ofreció su amistad y su casa para alejarme, a salvo, del fragor de la resaca electoral.  Buena cuenta di de ese viaje en mi página del cotilla Facebook, de lo bien que me trataron y de lo cómodo que me sentí.  Pero en esta ocasión me refiero y quisiera destacar que hay personas que a pesar de contar con todo a su contra, son capaces de sacar fuerzas de flaqueza y alcanzar la meta que nadie hubiera imaginado para ellas. Yo fui testigo de excepción de ese esfuerzo titánico. Entre sacos de yeso o cemento, ultramarinos, sardinas, escobotes y blanqueo con cal, fue capaz de estudiar a deshoras y formarse para ser hoy una reputada profesional en el Hospital de Ceuta.
Algunos dirán que no tiene mérito, pero yo se a ciencia cierta que en este caso lo tiene.
Caprichos del destino, trabajaba en una histórica tienda de ultramarinos (la de sus padres Celestina y Eusebio) y, mira por donde, hasta “ultramar” la llevo el destino.

miércoles, 20 de julio de 2011

DESDE LA BARRERA LAS COSAS SE VEN MEJOR



Me permito corroborar, por mi estrenada experiencia, que desde la barrera las cosas se ven y critican mucho mejor. Poner faltas es fácil y no cuesta nada. Solo la experiencia y el rigor me imponen ser mesurado en las críticas, consciente de que no hace mucho que era yo el blanco al que dirigirlas. Que es difícil gobernar este pueblo lo habrá aprendido al galope el nuevo Equipo de Gobierno. Si es difícil lidiar con los compromisos y peajes de uno,  ha de ser demencial saldar  los adquiridos con  cuatro. De no repetir mis errores se trata, eso han blandido machaconamente como bandera. De sus actos presentes no se deduce ese cambio y  quedan cada día más lejanas y difusas las buenas intenciones.
No hay mucho que criticar todavía, aunque el grano hace granero. Miguel me pide mesura, hemos hablado con la cordialidad y el respeto mutuo de antes. No tengo, por ahora, nada que censurar en el trato que Miguel me ha dispensado en las dos ocasiones en que hemos hablado desde que fue designado Alcalde de Castril.
Miguel es, en mi humilde opinión, un hombre desconfiado en exceso y eso, por desgracia, le impide  admitir sin complejos que las cosas no son, ni han sido, tan complicadas como las quieren hacer. No he tenido oportunidad de hablar con el Secretario desde el día que abandoné mi cargo, pero sí he censurado ante el nuevo Alcalde la actitud que este gobierno mantiene hacia uno de los profesionales más solventes, honestos e inteligentes que han pisado el Ayuntamiento. Me refiero (espero que no le incomode) al Secretario del Ayuntamiento, que deduzco, (me gustaría equivocarme),  está pagando con el desprecio la fidelidad de estos años. Leal  a mí como Alcalde y, con total certeza, leal al regidor recién llegado. Reivindico y defiendo el excelente trabajo que ha desarrollado estos años. Es responsable de todo lo bueno conseguido y  una garantía para que nuestro Ayuntamiento funcione mejor. Méritos tendrá para que sus compañeros lo consideren como uno de los mejores y más preparados funcionarios de la Administración Local.
Será una enorme pérdida y una imperdonable torpeza, prescindir de su experiencia, del rigor de su trabajo y consejo legal. Su fidelidad es y ha sido siempre para el  Ayuntamiento como institución, no para las personas o  partidos.  Me duele lo que a él le duela y desde lejos le envío el reconocimiento que, sin duda, merece. Porque lo que no merece, si lo hubiera, es el desaire o el vacío.
No le gustará lo que escribo, creo que no le ayudará mucho. Me disculpo si soy inoportuno y manifiesto mi contrastada opinión, pero no puedo callarme ante una torpeza tan grande  y ante tan inmerecido demérito.  
No se qué le depara el futuro, quisiera tenerle cerca y no perderlo de vista, pero no albergo duda alguna de que llegará, con prestigio, al destino que se haya marcado.
Mi consejo a Miguel, si lo acepta, es que sepa conservar y mimar lo que hay de bueno, que me culpe y responsabilice a mí de lo  malo que haya, que, a lo peor, quizás lo merezco.
Volviendo a la barrera y a la confortable “comodidad” de criticar, critico con dureza que se coloque a una concejala del equipo que nos gobierna en un puesto que debería ocupar  personal laboral, nunca un cargo político. No parece edificante que la necesidad de pagar adecuados sueldos nos ofrezca tan pintorescas situaciones. Atender el teléfono, registrar documentos, distribuir y recoger el correo no parece labor de una Concejala. Desconozco el respaldo legal que tenga esta decisión, pero no es, ni de lejos, algo que se deba tolerar. Queda por descubrir las peripecias y triquiñuelas que serán necesarias para justificar y encontrar los sueldos y obligaciones comprometidos entre este gobierno de seis.

SOLILÓQUIO

¡Que ocupada está la laureada Beneméríta con el chiringuito del agua!.
Teléfonicas operaciones coordinan,  desde su plantada atalaya.. 
Un día, no muy lejano, llegará el que en su lugar ubique a quienes abusan del título o del traje, desmereciendo y mermando brillo  a las estrellas que lo ennoblecen.
Si estuviera en mi mano, al que presume (con justo orgullo) de distinciones y honores (a pulso ganados), sensatez le demandaría.
¿Se dará cuenta a tiempo del fallo?  ¿Frenará e impondrá cordura a este chiringuitero circo? ¿Acabarán las demandas?  ¿Asumirán algún día  la lógica aplastante de que el sol ha de salir para todos?
Que el sol resplandezca de nuevo no se ve tarea fácil, al menos en tanto su voluntad imponga  la luna de porcelana.

martes, 19 de julio de 2011

SON CHO SAN


Son Cho San es, si no me falla la memoria, la palabra japonesa que denomina al Alcalde. Esto me recuerda lo afortunado que fui viajando a Japón y conociendo y disfrutando de esa cultura tan radicalmente opuesta a la nuestra. No conocería Japón, ni habría disfrutado de esa suerte, si no hubiera en Castril un intrépido "Marco Polo", o sea, un negociante valiente y con visión de futuro. Muchos son los palos y atques que se ha llevado por mi causa. Muchos son también los acertados consejos que de su mano he recibido, con  la amistad, la inteligencia innata y la confianza de la persona que te quiere bien.
Cuatro viajes a Japón, cuatro ocasiones para conocer cada vez más la impresionante y enorme ciudad de Tokio. Comidas exóticas, costumbres ancestrales y chocantes y ambición en el objtivo de esos viajes. El placer era secundario, había un motivo para estar allí, para soportar más de catorce horas de avión, desenvolverte y hacer negocios en una cultura y un mercado desconocidos y herméticos. No hay una, tenemos mil anécdotas que contar de aquellos viajes, ¿verdad Manolo? 
Si, cuando hablaba de ese intrépido "Marco Polo" hablaba de Manuel Ortiz Jiménez, que así se llama, aunque le dediquéis otros nombres o apodos. 
Muy criticados fueron aquellos viajes, viajes que nunca pagó el Ayuntamiento y sí, hasta el último céntimo, Manuel Ortiz. Es tan listo que sabía que en una cultura como la japonesa, un Alcalde es una persona honorable y si esa persona honorable acompañaba a una empresa, de inmediato se convertirá en una empresa honorable e idóna para invertir en ella.
Así que como Alcalde de Castril, es decir, como Son Cho San, presté mis servicios y experiencia a AGROCASTRIl y presumo que no fue mal la cosa. Viajes, alojamiento y gastos, pagados por un empresario que supo aprovechar, sin aprovecharse de nadie y con su esfuerzo,  la complicidad y las ganas de ayudar de este humilde ex.
Manolo es una persona seria y curtida, no se extraña de nada y tiene una habilidad para calar a la gente que sorprende, no se equivoca nunca con las personas y nunca ha fallado en un consejo, advertencia o aviso. Muchas veces lamento no haber hecho más caso de su inuición y experiencia. Por contra no lamento en absoluto haberle acompañado en su sueño y presenciar con asombro su desparpajo genial y su resuelta desenvoltura en los negocios. Va de cara, nadie lo podrá negar, tiene claro su objetivo y no engaña con caras falsas. Dice lo que quiere, cuando y como quiere y ha tenido la inteligencia y la asombrosa capacidad de embarcarse, navegar y conquistar nuevas metas en soledad, cuando los demás han preferido quedarse varados en la indolencia y la falta de ambición.
Manolo se hace entender en todos los idiomas, aunque no conozca ninguno. Hablan sus ojos y sus gestos y es capaz de venderle la luna al  más astuto comprador.
Yo le aprecio, porque hasta en los reproches es sincero y leal. Si los demás no le quieren, no le quieran. Él sabe bien dónde enfocar sus afectos y  con el mío, con ese sincero afecto, cuenta de lleno.
De Japón habalré otro día, que hay mucho que contar. Hoy le tocaba a Manolo y, por extensión, a la gente que navega con él.  
   
  

lunes, 18 de julio de 2011

OFENDE EL QUE PUEDE.


Me llama poderosamente la atención el interés que parece haber despertado mi blog y la cantidad de internautas que lo siguen y que opinan sobre el en otros foros o blogs.
No se si me halaga, me preocupa o me asusta. Ya sabéis que no me interesan (soy un cobarde) las opiniones que provocan mis palabras, por eso no admito comentarios, ni siquiera obligando a que los usuarios se identifiquen,  al hilo de esto, me pregunto si no sería sano y deseable que algunos foros o blog abiertos a opiniones, obligaran a los opinantes a identificarse y de paso,  responsabilizarse de sus palabras, opiniones, insultos o acusaciones, parapetadas en la cómoda e innoble sombra del anonimato. Lamento que algunos  no tengan la gallardía y la honestidad de eliminar de esos blog los comentarios e intervenciones que lesionan el honor de las personas, no sólo del mío. Les recuerdo, por si eso les conmueve, que son padres de hijos e hijas que bien podrían pasar por este calvario también.
 Lamento que el Foro en Defensa del Río Castril haya sido, desde su inicio y sobre todo,  el Foro del  Acoso y Derribo de José Juan. Mentiría si dijera que no pica y escuece lo que con tanta saña se ha escrito  en ese foro de mí para defender el río..
Lo confieso, al principio no me resistí a chequear los comentarios de este y otros foros, pero pronto fui incapaz de asomarme más, me dañaba de manera preocupante la salud y para conservarla en buen estado, opté por no entrar jamás y conformarme con la información de los que si eran capaces de navegar y participar en esa inmundicia anónima y de paso, traían o llevaban dimes o diretes.
Detrás de cada comentario contrario a sus consignas u opiniones, los administradores de este foro me situaba siempre a mí. Omnipresente, malévolo y ladino. Pero, mira por dónde,  no era yo, siento decepcionarles. Si el objetivo de este foro era el que me imagino, ha sido un éxito. Juan Manuel, Alfonso y compañía consiguieron lo que buscaban y sí, el foro para defender al río, me hizo daño y asombro durante mucho tiempo. Mentiría si mantuviera lo contrario y dijera que me resbalan los improperios que recibo o el odio ciego que despierto, espero que en unos pocos.
Faltaría a la verdad si no reconociera que me he sentido agredido en multitud de ocasiones por las burlas e insultos de Juan Manuel y de algunas personas más. Unos han tenido más éxito que otros en eso de ofender, en todos los casos, daño suficiente como para dejar un marcado y doloroso estigma.  
Afortunadamente todo pierde fuelle cuando uno hace suya la inteligente sentencia que dice así; “no ofende el que quiere sino el que puede”.
A estas alturas de mi vida, me cuesta mucho más sentirme ofendido por las palabras y los actos las personas. Nada hay que no pueda ser perdonado, olvidado y enterrado. La vida no vale la pena si la emponzoñámos con odio y rencor, es, me lo dicta la experiencia, una pérdida de tiempo y de energía. Tengo demasiados años ya como para abrasarme en esas ascuas cuando puedo ser más feliz de otro modo.. 
No os asustéis no me vuelto budista, ni estoy en ningún rollo zen, cienciológico o místico, es sólo que dedico mi empeño y mi tiempo en dar sentido y contenido a mi vida y dejar hueco, de paso,  a unos sentimientos más positivos y con menos rencores.
Detesto despertar tanto odio y tan encendido rencor. Lo detesto y me hace reflexionar seriamente. Si sentimientos negativos son  resultado de mis actos, si eso fuera realmente así, tengo mucho que cambiar en mi vida.       
Afortunadamente tengo, no se si por la edad,  una memoria inteligentemente “desmemoriada”, lo que me facilita algo tan sano como es desprenderse con facilidad de odios y animadversiones varias, que en muchos casos son innecesarias, inútiles, injustas y cerecen de sentido.
Y si Juan Manuel fuera una estrella fugaz y me concediera, con extrema generosidad, un deseo, le pediría que evitara (sin desmayo) que se violaran los más elementales derechos de personas que tienen como única condena haber sido amigos o estar cerca de mí.
Mantén, si te hacen ser más feliz, los insultos, vejaciones y ataques contra mi persona, pero no permitas que otros paguen por mí culpa, sentenciados a que su honor y su integridad personal  sean tan injusta y cruelmente mancillados.
Ya no te pagaré nunca con la misma moneda, ni volveré a responder, ni siquiera esbozar, con reproches o insultos.

Por las ocasiones que yo lo hice, sinceras disculpas y propósito de enmienda. 

Para las continuas y numerosas ofensas que tú me has hecho, olvido e indiferencia..   

CAMPOS


Cuando se apague la vida de Ramón Campos, desaparecerá sin remedio esa sabiduría  aprendida de la tierra que ningún libro recoge. Le observo mientras toma su cerveza sin alcohol o su descafeinado con leche. Hace años que abandonó la bebida, nunca ha abandonado su devoción por unas hijas sin palabras. Se llevará con él los secretos, los misterios y la magia que atesora el campo. Viene al Café cada día, aquí es un personaje respetado y apreciado. Preciso y puntual como un reloj de arena.
No se mucho de su vida y lo que se me lo reservo. Pero sí se que nadie recogerá la herencia de su enorme sabiduría sobre las cosas apegadas a lo más profundo de la tierra.

ESTRELLAS

Lo de “la arruga es bella” no forma parte de si ideario vital. Su vida reluce como las estrellas. Es discreta y diligente hasta insospechados extremos. No puedo decir su nombre, me mataría y la mataría de un ataque de timidez y pundonor. No deja que nadie diga que en mi ropa y mis cosas hay una arruga y me hace disfrutar del placer de habitar una casa que reluce, limpia y aireada, como las estrellas.
¡Ella si que es una estrella de este firmamento castrileño!

NARANJERA


A su madre le dicen “Naranjera”, puede ser  porque el abuelo vendía naranjas, yo mantengo que lo de “Naranjera” viene además  porque Amalia posee todas las buenas cualidades de esa fruta, vamos, que irradia  energía A,B,y C a quienes están a su lado.
Virginia le parece mucho a su madre, vital, de imponente belleza, campechana y divertida. Lo digo porque la conozco y porque  me siento afortunado de contar con su fiel y desinteresada amistad.
Creo firmemente que ha tenido suerte en la vida porque las virtudes que la adornan van parejas a las del hombre (pedazo de hombre!!!!) que comparte su vida.
Gracias por vuestra amistad y el cariño con que me obsequiáis antes y ahora.
Nunca habíamos disfrutado de un servicio de carburantes varios mejor atendido y con empleados tan guapos. Jesús se frota las manos, el negocio del butano y la gasolina han mejorado mucho!!!!

domingo, 17 de julio de 2011

COMPLEJO DE EDIPO


Mi blog personal tenía como objetivo ser  el diario íntimo de los impulsos de mi vida. Un reflejo fiel de los cambios y los nuevos retos que experimento hoy. Aún así hay ciertos temas o personas de las que no se cómo escribir. No es que no tenga nada que decir de ellas, podría escribir sin parar, pero son tan importantes y tan indispensables en mi universo, que  me abruma y me intimida la responsabilidad que llevo como obligación de hacerles justicia con mis palabras.
Me cuesta hablar de mis padres, ¡tendría tanto que escribir y agradecer!. Es tan grande mi orgullo de ser hijo suyo y me han dado tanto apoyo, con tanta generosidad, que mis palabras serán siempre insuficientes y no podrán describir la contundencia y rotundidad de nuestro amor.
Dice Pilar que padezco, por si fuera poco, “complejo de Edipo”, o lo que viene a ser lo mismo, que tengo un gigantesco e irrefrenable  amor por mi madre. Es verdad. Me parece la mujer más inteligente, honesta, trabajadora y guapa del universo. Quien la conoce me entiende y, con seguridad absoluta, comparte mi opinión.
Mi padre es un misterio genial para el mundo y un gran desconocido, a pesar de estar toda su vida cara al público. Ha sido (y es) un padre íntimo, alegre, comprensivo y dulce.
La tarea de regañar recayó en mi madre, así que él era el lado permisivo y generoso en caprichosos,  en frente,  la seriedad y disciplina humana (adecuada y oportuna siempre) de mi madre.
Soy lo que soy gracias a ellos, lo se y por eso la deuda es eterna, tanta y tan grande como la responsabilidad de hacer justicia a sus enseñanzas y desvelos, a sus lecciones de vida y a extraordinario ejemplo.